Diferencias entre el sarro y la placa bacteriana

Diferencias entre el sarro y la placa bacteriana

Hoy vamos a abordar un tema que está directamente relacionado con una de las especialidades odontológicas que puedes encontrar en nuestra nueva clínica dental en Mijas: la periodoncia.

Porque de lo que vamos a hablarte en este post es de las diferencias que existen entre el sarro y la placa bacteriana, dos problemas que sufren muchas personas y que pueden ser la antesala de algunas enfermedades periodontales.

¿Sarro y placa bacteriana es lo mismo?

Todo el mundo cree saber qué es el sarro y la placa bacteriana pero, a la hora de la verdad, existe cierto desconocimiento al respecto. Comenzando porque se piensa que hacen referencia a la misma realidad cuando lo cierto es que no es así, aunque guarden una estrecha vinculación.

  • La placa bacteriana

La placa bacteriana puede definirse como una especie de residuo pegajoso e incoloro que se deposita de forma constante sobre la superficie de las piezas dentales. Está formada por los restos de comida, del azúcar de algunos alimentos y de la propia saliva, que combinados con otros minerales dan lugar a la formación de esta capa que ataca al esmalte dental y favorece la aparición de caries.

En el momento en el que comemos o mientras dormimos se está generando placa bacteriana, de ahí la importancia de cepillar los dientes y pasar el hilo dental después de cada comida para evitar su formación en la medida posible.

Solo una correcta higiene bucal puede garantizar que no se acumule una gran cantidad de placa bacteriana, ya que esta comienza a formarse entre las cuatro y doce horas posteriores a cada cepillado.

  • El sarro

Cuando la placa dental no se elimina habitualmente a través del cepillado, se endurece y da lugar al llamado sarro. Dicho de otra forma, podríamos decir que el sarro es la acumulación y endurecimiento de la placa bacteriana depositada sobre los dientes a lo largo del tiempo.

Cuando se ha originado el sarro, este resulta imposible de remover a través de un cepillado dental ordinario y tendrá que ser eliminado por un dentista o un higienista durante el transcurso de una limpieza bucal.

El gran problema reside en que, para que la placa haya derivado en sarro, se ha tenido que ir acumulando una gran cantidad de bacterias en la boca. Por eso, además de un problema estético que se aprecia a simple vista, estamos ante un importante riesgo para la salud bucodental que puede afectar de manera muy negativa a dientes y encías. No podemos olvidar que la acumulación de bacterias causa daño al esmalte dental, favorece el desarrollo de caries y la aparición de enfermedades periodontales como las que tratamos en nuestra clínica en Mijas.

 

Para prevenir la aparición de ambos problemas resulta fundamental extremar la limpieza bucal, cepillando los dientes después de ingerir alimentos y acompañando siempre este cepillado de hilo dental que elimine los restos de alimentos que puedan estar atrapados entre las piezas dentales.

Pero al margen, la revisión y la limpieza periódica serán determinantes para evitar una acumulación de placa que pueda traer problemas mayores como un problema periodontal. ¿Cuánto tiempo ha pasado desde tu última limpieza dental? Quizá haya llegado la hora de pasarte por Harmonía Dental y reservar cita.

About The Author